15 dic. 2011

Una granada en la Casa Real

Lástima que Colombo haya muerto! Aquí habría un buen caso para él. Iñaki Urdangarín, con el futuro ya bastante bien planteado, se ríe de la sociedad siendo presidente ejecutivo de una asociación sin ánimo de lucro. Además, la infanta Cristina aparece como un fantasma en las informaciones que van sucediéndose, la Casa Real se desvincula y el rey dice que vienen tiempos duros.
De 2004 a marzo de 2006, Iñaki Urdangarin, duque de Palma, es socio fundador de la empresa Nóos Consultoría Estratégica y presidente del Instituto Nóos de Estudios Estratégicos de Patrocinio y Mecenazgo, una asociación sin ánimo de lucro. Sin embargo, obtiene unos ingresos de más de 7 millones de euros. Por si fuera poco, la Infanta Cristina, además de ser secretaria del consejo de administración de Aizoon, la promotora familiar a la que su marido desvió parte de los 2,3 millones percibidos del Govern balear formaba parte de su junta directiva de Nóos en esos años. Para concluir con esta especia de estulticia, están saliendo nombres de personajes famosos que se apuntaron al carro del exjugador de Balonmano y su cara dura.
Aquí me pregunto: ¿Le han retirado la paga a la Infanta y tienen que buscarse la vida por otro lado? ¿tanto necesitan? ¿ella puede y la Infanta Helena no?

La Casa Real se desvincula del caso. El pasado mes de Noviembre, un comunicado de la Monarquía dice que no tiene nada que ver con las actividades privadas del duque de Palma. Sin que aún se le ataque, se defienden. Aquí huele mal. Hace tiempo a la Infanta Helena se le ocurrió tener un negocio y cuando solo era una idea el rey se negó, como en los cuentos de príncipes y princesas. Sin embargo, a la Infanta Cristina le permite formar parte de una junta directiva. O hay trato de favor o travesura de princesas.

El rey dice que se avecinan tiempos duros. En plena crisis en el país, ¡ahora dice eso! Don Juan Carlos me recuerda a Zapatero cuando la negaba. Ah claro, es que a él lo que le importa no es el pueblo que le paga, sino que están empezando a salir a la luz casos de corrupción en la Casa Real. Pues sí, majestad, se os avecinan tiempos duros.

Pienso en el príncipe y me echo a temblar. Soy monárquico mientras existan beneficios para el país que lo apoyen y por lo que parece, Don Felipe debe de estar rezando lo que sepa para que su padre dure mucho. ¿te imaginas ese momento, tras los días de duelo, en el que se corone nuevo rey? El mejor lanzamiento de Urdangarín ha sido una granada a la portería de la Casa Real.
Todo esto es dando por sentado que la Casa Real Española no tiene servicio de Inteligencia, pues si lo tienen… puedo pensar que el rey estaba al tanto de todo. Estaremos atentos a si esto se queda en presunta corrupción o principio de madeja, pues aún no hay sentencia.

Ay, que penita que Colombo no pueda echarnos una mano.

9 nov. 2011

El lado bueno de la cama

Hace poco me preguntó Carmen que por qué dormía muchas veces pegado a la pared y encogido. De pequeñito dormía con Cristina, la menor de mis hermanas, en una cama pegada a la pared. Todas las noches nos peleábamos por coger el lado en el que seguro que no te caías y quien perdía se quedaba al borde del precipicio con posibilidades de caerse al suelo. Nos poníamos espalda con espalda empujándonos para ganar la posición y echándonos uno encima del otro para agobiarlo y poner el cuerpo en la pared. El que estaba dentro, además de con la espalda, podía usar las piernas a modo de muelles.



Ya mayorcitos, con unos diez años, nos separaron y ella se pasó al otro cuarto y pasamos a dormir como dios manda: Las niñas con las niñas y yo solito. No sé si hubo alguien más que lo pidió, lo que sí recuerdo es que Gracia, la mayor, decía que no estaba bien que la gente supiera que seguíamos durmiendo juntos. Al principio, Cristina cuando todos dormían, se pasaba a la mía pero claro, el tiempo, ese rara barra de medir, hizo que eso se acabara.


Por eso duermo pegado a la pared, porque chiqui ya no tiene que pelear para ganar el lado bueno de la cama. A veces se echa de menos.

18 oct. 2011

El boxeador

Un directo al mentón de la hipocresía
gancho a la mandíbula del dinero
crochet al hígado de la prepotencia

No hay derrota en el corazón
sino combinación de golpes al cielo
no hay mente asesina
solo esquivar la negación del YO

Brazos seguros en cada palabra
sonrisa inteligente de los guantes
caderas flexibles para la paciencia
piernas ágiles para asaltar la mediocridad

El boxeador aprende de los golpes dela vida
renueva sueños en cada asalto
actúa para no caer en espiral de silencios con eco

19 sept. 2011

El circo político español

Sean todos bienvenidos al mayor espectáculo del mundo: El circo de Moncloa. Llega a sus hogares con una carpa con capacidad para 45 millones de espectadores en la que podrán disfrutar de periodistas malabaristas, candidatos a presidente vestidos de payasos para hacerles disfrutar y expresidentes musculazos y fieros en una función sin precedentes el 20 de noviembre. Vayan a reservar sus localidades, es gratis pasará una noche inolvidable.








No es eso lo quiero ver en esta sociedad política, no quiero ver que la politización de los medios de comunicación conlleve periodistas amaestrados sin poder de decisión, no quiero ver políticos que en esta situación social tan crítica, se dediquen a echarse agua, quitarse el sombrero los unos a los otros y ponerse zancadillas para que nos riamos los ciudadanos, no quiere ver cadenas privadas con carné de algún partido político. No, gracias.

Quiero que los profesionales de la Comunicación dignifiquen la profesión, quiero ver debates con un fondo político que provoque reacciones en vez de sueños, quiero que los partidos presentes candidatos nuevos para empezar una nueva realidad, quiero que si voto al PSOE sea porque crea en ellos y si es al PP, porque presenten una alternativa interesante.



En fin, creo que la mayoría de los votantes españoles partimos de lo mismo: Ninguno de los dos genera confianza y Democracia es una palabra más parecida a la demo de un juego que nunca tendremos completo que al poder del pueblo. Pan y circo.

8 sept. 2011

Cuando una mujer se desnuda

Cuando una mujer se desnuda
desaparece el universo,
la razón enumedece,
se contonea la musa

Cuando una mujer desnuda mira,
susurra o grita el verso
mi cuerpo amanece
la luna espía

Cuando una mujer desnuda, mira y desea,
lo reconozco, me vuelvo perverso
se agolpa la sangre, todo crece
comienzan las caricias y fresas

7 sept. 2011

a ti, Poesía, te ruego

Llévame cerca del interior,
donde el silencio habita



hazme descansar sobre el mar
cuando ruje y atormente



háblame de rosas y girasoles
en el camino por el desierto



gírame la mirada hacia la luz
en tiempos de algodones

12 ago. 2011

La magia del periodico

Leer el periódico engancha, es adictivo y no sé si será por la tinta o el tamaño, pero nuestra cabeza va hacia él como un detective que se huele algo. Puede ser la seccion más aburrida, puede que lo hayamos leído ya varias veces, pero intriga, más en verano por el relax o la de gente dispar que se junta. Tiene magia, o si no ¿por qué si alguien está leyéndolo intentamos verlo?

Es una práctica bastante común, creo, el interesarnos por las noticias que lee otro aunque sean anuncios por palabras o la programación de alguna cadena que no podemos ver. El hecho es sentir que estamos haciendo algo que no se debe, el morbo de lo prohibido, que no solo es campo del amor o del sexo.

Así, tenemos el ejemplo clásico veraniego. Una familia baja a la playa con su gente, monta la sombrilla, pone la mesa con su mantel de cuadritos, platos, tortilla de patatas, bebidas... en fin, un dominguero en toda regla. A veinte metros, yo sentado en la arena de pies cruzados veo que el padre de la familia maneja un periódico de economía, algo que yo no compraría pero que poco a poco me engancha hasta convertirme en un broker entre páginas naranjas. pasan las páginas y ya hasta babeo como el perro de Paulov esperando la gran recompensa, el grial del instante: Tener el periódico en mi manos.

En fin, que todo lo prohibido sea eso.

7 jul. 2011

Nueva religion

Las religiones suelen aparecer en momentos como este de crisis social y estoy pensando en crear una nueva aprovechando el momento. Ya que el mercado de las religiones que parten del dolor humano está completo, la mía va a partir de la felicidad de vivir y la alegría de los pequeños momentos.


Lo primero, aunque no entiendo la importancia que pueda tener, es explicar el principio del mundo, pero como en el fondo lo explican de la misma manera tanto ciencia como religión, pues me la salto. En esta religión el dios creador y protector es una persona cercana, que no hace milagros en plan aplausos sino que cuida los pequeños detalles, da consejos y a veces hierra, así no hay intermediarios que desvíen la atención hacia lo importante: El camino a seguir hacia la felicidad. Para mí, la felicidad es quizá un metro cuadrado de tierra sin nada que lo pise y cuando lleguemos a él, debe ser nuestra alma la que se sienta plena. Cuando se llega a ella, en el horizonte se dibujará una nueva montaña, quizá con otra inclinación, otra vegetación y otra compañía.

Mandamientos mejores que la Carta de los Derechos Humanos no encuentro, así que esa será el contenido del libro sagrado, las prohibiciones, derechos y deberes de todo el que quiera formar parte de esta nueva idea.

Si reflexionar sobre el principio del mundo no tiene cabida en esta nueva religión, tampoco la tiene el paso posterior a la muerte. Las religiones se autoproclaman Verdaderas y eso crea disputas entre ellas e incluso, extrañamente aceptado está que dentro de ellas.

Esta nueva religión está abierta, depende de la experiencia de cada uno y solo exige la igualdad entre seres vivos. Es tan grande la variedad de religiones que lo mejor es picotear y quedarse con lo que nos venga mejor de cada uno.

Por último, un nombre que la haga reconocible fácilmente: Presentismo.

4 jul. 2011

Gloria urbana

Cruzar la carretera en ocasiones es un acto de valentía, el paso entre el Hombre y el Semidios, la gloria en segundos si se consigue alcanzar la acera antes que los colegas, si pasas sin esperar semáforo y los demás si lo hacen. Sienta muy bien hacerlo, los músculos aumentan su volumen y la sonrisa se adueña del rostro. Solo tiene un problema asociado, pero merece la pena. Las alabanzas desde el cielo que se escuchan y los aplausos del ego, se pueden ver interrumpidos por el avance de la tropa de la tontería que con su música de tambores nos hace ver que aunque pienses que te van a poner la medalla al mérito aventurero, todo queda en eso. Hay que quedarse quieto en la acera hasta que los demás, pobres inteligentes, crucen la carretera.




En fin, que los golpes de felicidad de la vida duran poco y hay que vivirlos como si fueran eternos.

17 jun. 2011

Una hora conmigo

Como dice la canción… una de cal y otra de arena. En una hora me han pasado cosas raras si no fuera porque soy el sujeto activo. Controlando el tiempo.. son las 13.15 y tengo que ir a comprar un regalo a carmen, recoger la mesa y comprar azúcar. Aquí empieza el show de pepe. Salgo del piso, llamo al ascensor, tarda muy poco y viene con una mujer. Ella se queda impresionada al verme, lógico, se esperaba llegar al descansillo de la puerta de salida del bloque y se encuentra con la planta tercera. Ante eso, ella empieza una conversación:


- creí que era el cero

- eso me pasa mucho, vas pensando en tus cosas y no te das cuentas

- es que no estamos en lo que estamos

- es el objetivo de todos. Ser presente,

- tenemos mundos paralelos

- el problema es cuando se pasa mucho tiempo en el otro mundo

- jejeej hasta luego

- hasta luego



Mucha profundidad para los pocos segundos que pasamos dentro del ascensor. Luego, bajo al garage, arranco mi flecha plateada y al salir, me la encuentro en el coche de delante, vamos a aparcar en el supermercado más cercano, entro a por el azúcar y en la puerta caigo en que no llevo dinero para el regalo. ¡Estoy tonto! Salir sin dinero suficiente son cosas típicas mías. Al menos para el azúcar sí tenía.

No queda la cosa en esto. Para una vez que le pido un favor a una de mis hermanas, voy y me cargo el tirador de la mesa plegable que fui a recoger al sacarlo del coche. Ya le he mandado un sms para que sepa que fue al subirlo a casa.



Hay días raros, raros, raros… y horas para desaparecer, como las trece por ejemplo.

16 jun. 2011

Recomendaciones para una mejor circulacion

Creo que la Dirección general de Tráfico debería de poner un nuevo símbolo en los semáforos para una mejor circulación, porque esto es como una atracción de coches de choque y es que en esta situación no podemos seguir conduciendo tranquilamente con vehículos de supermercado que sirven para recoger chatarra.




Esos señores, con sus carritos, pasando calor, que los pobrecitos míos se tienen que quitar casi toda la ropa porque no hay manera, merecen un hueco en este entramado de tráfico. Otra cuestión es cómo hacerles ver que tienen que respetarlo porque no sé si saben hablar español. En cualquier caso, necesitan su hueco y así no van cruzando carreteras sin mirar, subiendo a la acera y perdiéndose ese vaivén tan hipnótico de las luces de semáforo. Bueno, también está la opción de que les pongan un carril carrito para sus viajes de sol a sol, pero la voy descartando por aquello de la crisis y el espacio urbano. Sus vehículos son una evolución del burro dorado, pero sin dolor para el animal, que ya es un avance. Además, los carritos son tipo ikea: ocupan poco espacio y pueden amontonar el doble de su capacidad a simple vista. Me parece útil su uso y sus conductores se sienten en su ambiente, pues son una mezcla entre prehistóricos y actuales, y por ello reivindico su espacio. Me parece un oficio que hay que cuidar y esta recomendación que hago a la DGT puede ser un principio.



Y ya aprovechando, aprovechando, recordarle a los señores motoristas que las líneas discontinuas separadas por unos cuatro metros, no son carriles de autopista sino separadores, que van a ir más cómodos si van entre ellos, de verdad. Así también nos evitamos que protesten si no se les deja paso.

 

5 may. 2011

Te vienes a recoger a mi sobrino? Segunda parte

Pensé que volvería a perder a alguien y pasé miedo al principio, pero al final todo salió bien. Javi, mi sobrino, le dijo a su madre: mamá, un amigo del cole dice canciones del Betis y yo quiero del Sevilla, ¿me puedes enseñar?

Cuando me dijo esto mi hermana me asuste unos segundos, los que pasaron entre el retumbar de Betis y quiero del Sevilla. Ella le dijo: eso tito Pepe. Así me puse manos a la obra, dejamos las canciones infantiles porque ya era un hombre de cuatro años.

Fue poco a poco, de menos a más, hasta llegar al presente feliz. Primero, en el camino de recogerlo hasta el coche le preguntaba cómo le había ido y su sempiterna pregunta: ¿Puedo ir a tu casa? Una vez pasado el trago de abrocharle el cinturón, ya casi lo hace solo, ponerme el mío y arrancar, puse la radio dispuesto a seguir con lo de siempre, pero él al escuchar la primera me corta: Quiero canciones del Sevilla, tito pepe. Entonces empezamos por una cortita “vamos mi Sevilla, vamos campeón, ló lololó lololololoo”. No es capricho mío incluir la parte sin letra entendible, sino que fue lo que más le costó. Me decía: ¿lo he hecho bien? Siempre le fallaba la segunda parte y yo le corregí tantas veces que él solo se lo decía todo.

Llegó por fin, el esperado día en el que lo hizo todo bien. Tiene mucho mérito porque no había CD, solo yo como hincha. Entonces pasamos al plato fuerte: El himno del Centenario. Solo había pasado una semana y ya íbamos a lo importante, lo que cantaría a los demás para orgullo de los dos. Le voy enseñando por partes pequeñas y nos va muy bien. Me emboba cuando dice “sevillista seré hasta la muerte, la Giralda presume orgullosa de ver al Sevilla en el Chanche Pijuan (Sánchez Pizjuan)”.

Otro cambio de antes a ahora es que nada más vernos en la puerta del cole, ya no pregunta si puede ir a mi casa sino que cantamos directamente delante de la gente, poca o mucha, hasta abrir con la llave la puerta de la casa de mi hermana Myriam. Cuando me toca despedirme, hace preguntas y me enseña cosas para que no me vaya.

En fin, que cuando sea mayor y sus amigos se pongan con canciones infantiles, él propondrá: Vamos mi Sevilla, vamos campeón...

20 abr. 2011

Carta a una desconocida

Querida desconocida,


sé que no esperas que te escriba ni que aún me acuerde ti, sin embargo, llevo mucho tiempo queríendote decir algo. No quiero pedirte nada nuevo, solo vengo a por mi parte. Aquel día en que el hombre calvo repartío la suerte, tú levantaste las dos manos y yo me quedé hablando con un amigo y se me pasó levantar una, que es lo que se nos pidió.

Estábamos en un salón de actos enorme y te sentaste a mi lado, no hablamos pero sentí mucha energía positiva. Lo que yo no esperaba es que ese flujo supusiera que mi porción de suerte te la daría. Me podrías haber avisado de lo de levantar la mano. ¿te suena a chino necesitar un ordenador y que ninguno funcione? ¿que si hay un cincuenta por ciento de que algo me salga bien, salga mal? ¿que la tostada siempre caiga del lado de la mantequilla pegada al suelo? ¿que si llegas cinco minutos tarde no te reciban? ¿que siempre a la cajera del supermercado que me vaya a atender se le estropee o la de antes de mí se pegue una hora para pagar? Estas cosas y otras no habría sucedido si no hubieras sido egoísta.

Querida desconocida, quiero mi parte de suerte. Un beso

10 abr. 2011

No comparemos

Es harto difícil de conseguir, e incluso diría que utópico y hasta quimérico en términos absolutos, aunque sería tan lindo llegar a eso que merece la pena seguir el camino.

Quiero erradicar la comparación entre personas, que no haya mejor que ni igual que, ni menos que. cada uno que aporte lo que tiene, lo que es, al mundo. Sería un buen camino hacia la paz y el buen ambiente. Tenemos los handicaps del capitalismo basado en la comparación y el peso de la cultura que nos viene de lejos, pero el corazón debe de ocpuar más sitio en nuestras palabras y acciones. No quiero un "si tú me das, yo te doy". Yo doy sin pensar que el otro me vaya dar, pues eso a la larga se consigue sin tener que entrar en un mercadeo. Para mí es llamarse a uno mismo mercancia.
Una vida de valores vale más que una vida de negocios.

21 mar. 2011

Sonrisoterapia

La sonrisa. Ya lo dicen sus vocales. La primera vocal es la O que supone que es algo que sale de dentro, sale al exterior y vuelve al nido. Luego viene la I, la vocal de la ilusión y compartir y eso en su máxima expresión esta palabra. Por último está la A,que lanza energía positiva con toda la boca abierta. La sonrisa es un bien único de los Hombres y de su aprovechamiento depende, cosas de la vida, la imagen que transmitimos y lo más importante, el buen rollo que crea en el ambiente.

Sonreír es sencillo y no te preocupes si te sale algo forzado pues las consecuencias son positivas de igual modo. Ver a alguien que se comunica a través de esta acción nos da paz, relatividad y positividad tanto al emisor como al receptor. Debe durar pocos segundos para que no pase a llamarse “estar en su mundo” y cree un halo de desconcierto, “¿qué estará pensando? ¿le estaré aburriendo?”. Los pequeños detalles ganan grandes partidos, dice una frase célebre.

Cuidar la comunicación no verbal es muy importante para el presente, lo único que tenemos. Sonríe y todo irá mejor.

2 mar. 2011

Maltrato psicológico

Sobre mis hombros cuelgo la mochila naranja
Y mi espalda recta va.
Dentro llevo un puñaito de sal
Uniforme gris, pesados libros, y una balada.

Ella sueña con ir descalza por ríos de plata,
Por caminos de piedra la llevo Yo
Mientras cierro su boca. Nuestro amor no
Sabe de mentiras sino de historias saladas.

Ya la quisieran Cyranos para sus espaldas
Ya quisieran los poemas llevar su piel.
La ensucio, golpeo, quemo su ser...
Yo vivo mi sueño, ella su drama.

26 feb. 2011

La magia de las notas

Uy, las notas ya están en el tablón. ¿Cómo me habrá ido? ¿Habré suspendido las ocho asignaturas? Ese minuto de camino entre la clase y la consecuencia de mis respuestas en los exámenes era una mezcla de sensaciones, como si me introdujeran en una lavadora y la cabeza vadeara entre sueños y pesadillas.

Entre el barullo de gente llegaba a ver mi nombre y las calificaciones. Increíble! Todo aprobado, felicidad plena. Plena y fugaz, pues siempre me equivocaba de nombre y veía las del que iba delante o detrás de mí. Nunca fueron las líneas rectas lo mío.
-Juan Manuel López Sánchez
-Alejandro López Naranjo
-Alejandro Martín Martín
-María López Candilejos

Ellos eran de sobresaliente y yo de suspensos. Eso de estudiar lo mismo que los demás lo veía un aburrimiento y claro, José Joaquín López Saldaña: Suspenso, Suspenso, Suspenso, Suspenso. Así año sí, año no, durante 6 cursos.
Es cierto que yo no estudiaba y rellenaba las preguntas sin mucho conocimiento, pero siempre confiaba en la magia y esos segundos en los que disfrutaba de aprobar todo no hay quien me los quitara.

Por suerte, en la Universidad algo cambió y aunque seguía equivocándome, sí que aprobaba. Ahí sí que estudiaba, poco tiempo antes de los exámenes y atendiendo en clase desde la primera o segunda fila. Me encantaba eso de estudiar con Juanlu por la noche, era genial ya estuviéramos solos, con su compañera de piso o con Carmen y Rocío. Y esa misma mañana de camino repasando en el coche y esas canciones de la radio que ya nos sabíamos. También podía darse que recogiéramos a Cecilla y nos pusiera música maquinera a nosotros, fans de los cuarenta principales y sus canciones pop.

Ya en la cafetería de la Universidad, en Ceade, nos juntábamos con Anabel y Nacho, y los compañeros que estuvieran por ahí. Entre los nervios de Anabel, siempre atacaita, y las ocurrencias de los demás, repasábamos, estudiábamos en común y nos reíamos.

Lo mejor de esa etapa fue eso, preparar exámenes. ¿Quién me lo iba a decir? De pasota a aplicado.

24 feb. 2011

El sexto sentido

La mujer tiene un sexto sentido que solo lo saca a relucir en situaciones de alarma y ya es hora de que se aproveche al máximo esa virtud. De forma natural, proyectando la energía hacia el cielo. El sentido de la anticipación, es decir, lo que se conoce como la intuición femenina, debe ayudar al progreso del Universo.

Estamos en una red social caótica en la que reina sobremanera el egoísmo, ¡nos escondemos debajo de la cama para no soñar! Necesitamos un golpe de efecto para cambiar el orden. El orden, el nuevo orden, tiene que venir de este enriquecimiento global por parte de la mujer. La unión entre mujeres en vez de la competencia es la que hará que la profecía del año 2012 se cumpla en positivo.

Ánimo mujeres!

9 feb. 2011

Te vienes a recoger a mi sobrino?

Da igual que la mañana vaya lenta o rápida, que no pare de moverme o me ancle en la silla. Da igual porque siempre que se acerca la hora de recoger a mi sobrino Javi, el reloj acelera como una cuenta atrás que arrasa mis nervios hasta arrancar el coche de mi hermana.
Tardo poco desde el garaje de mi hermana hasta la puerta para recoger y llevar en brazos a Javi, que tiene cuatro años. Una vez que encuentro un hueco para aparcar en el descampao que está cerca, ya me relajo y los minutos también, demasiado a mi gusto.
Una jauría de mujeres acechan la puerta y cruzan las típicas palabras entre madres de compañeros de clase:
- No pude llevar a Carlos al cumple de Juan porque le entró fiebre
- Estaba sola y no me atreví a dejar al niño con mi suegra
- Que lindo y que grande está tu hijo. Hay que ver como crece. A ver si llevo un día al mío para que jueguen
- ¿Ves a Luis? Es que entre tanto niño no lo veo ¿Lo habrá recogido el padre?
- Uy, que prisa tengo, déjame paso

El colegio está defendido por una muralla color ocre que abarca toda una manzana que no deja ver nada hasta el primer de los cuatros pisos en los que se alza el colegio católico. Entre el edificio y la muralla hay un pasillo en el que los niños corretean en libertad vigilada, esa libertad de la que se goza en la infancia. Entre el barullo de chiquillos, sobresalen los rizos y la sonrisa pillina de Javi, que al verme fija la mirada e intenta escapar hacia mí, aunque los cuidadores hasta que no me reconocen no le dejan salir, no vaya a ser que pase de libertad a libertinaje.
Ya por fin puede correr hasta la línea que no me dejan sobrepasar, regatea a las mujeres y lo cojo en brazos para salir más rápido. Ahora viene el clásico de todos los días aunque no por ello aburrido. Con voz autoritaria para convencerme dice: “Quiero ir a tu caaasa”. Siempre lo intenta unas cuantas veces por si cae, y alguna que otra vez lo consigue. Lo normal es que le responda: “Hoy no puede ser, tengo que irme a trabajar”. Entonces nos disponemos a cruzar la carretera y llegar al coche. Lo bajo de mis brazos, le abro la puerta, le quito el chaquetón y se sienta.
Un punto conflictivo, sobre todo al principio, es ponerle el cinturón de seguridad, algo nuevo para mí. Como tiene cuatro años, se le pone una sillita con su propia seguridad. Tiene dos brazos cubiertos de negro para que no dañe y la punta de aluminio, para unirlo con un anclaje. Como teoría es perfecta. Los fabricantes no lo hicieron pensando en mí y me pegué una semana para averiguar el mecanismo. Primero lo intento con asistencia telefónica, pero no hubo manera, luego Carmen lo hace rápidamente pero cuando me toca imitar no soy capaz las primeras veces. Ya por fin consigo entenderlo. El brazo derecho hay que ponerlo al revés, que se vean las letras del fabricante y el izquierdo dejarlo tal y como está. Se unen formando un triángulo y se mete en el anclaje hasta que suena un click. Suponía que durante el proceso sonarían dos, pero en la primera parte no debe sonar nada y yo me empeño en lo contrario. Lo mejor es lo que pasa ahora. Javi sabe ponérselo él solito.
Relajación total al encender el motor del coche y bajar los pestillos. En el camino somos la alegría y sorpresa de la gente. Nuestra música se mezcla con los canis y su ritmo molesto-discotequero. Nosotros, como debe ser, ponemos canciones infantiles con volumen alto. Es un CD con nueve canciones, de las que ponemos repetidamente durante los quince minutos del trayecto, solo tres. La del barquero y la niña bonita (su preferida), una que empieza “Cantando ya viene Lila/bailando ya viene Lila/queremos que vengas Lila porque siempre estás feliz” (mi favorita) y entre las dos con un ritmillo muy bailable “comemos ensalada/como comen los señores/naranjitas y limones”. Mientras el semáforo está en rojo bailo y canto como si fueran las mejores canciones jamás compuestas. Los que nos oyen y luego ven, nos miran maravillados. Somos felices. Javi se parte risa y se anima a imitarme. La última que suena siempre es su preferida, y al apagar la radio, le hago una versión propia de alguna.
Es rutinario recogerlo, pero verle la cara sonriente no tiene precio.

2 feb. 2011

La felicidad es un camino

La felicidad no es un fin sino un camino a seguir dispuesto a asumir todo lo que conlleva una aventura de gran calibre. El ejemplo mas claro para mí es el universo del santo grial, ¿quién puede buscarlo? ¿Qué pasa si lo encuentras? ¿Y si no es así? Lo importante es comenzar y andar el camino que te lleve a ella. Viéndola como un fin y disfrutándola como un presente en el que pisarás hierba, arena, te zambullirás en aguas, saltarás piedras, rodearás rocas y siempre tendrás al fondo ese horizonte que, algún día o quizá nunca, se convertirá en camino hacia otro horizonte. Si vives el hoy, no importa que no haya un mañana.

Un ejemplo histórico es el de los Cátaros. Cuentan los historiadores que solo los hombres buenos pueden realizar la búsqueda del Santo Grial, pues desde la pureza se puede hallar el camino a seguir.
Nueve caballeros de origen Cátaro reunidos en 1118 en Jerusalén, resuelven formar la Orden del Templo de Salomón, inspirados a su ver por Bernardo de Claraval, también de origen cátaros. Los buenos hombres renacen como el Fénix de sus cenizas, se adaptan a la realidad de la época y deciden combatir el mal desde dentro, y nuevamente las ideas gnósticas de los cataros vuelven a ver la luz como el Ave Fénix resurgiendo de las cenizas.
Mientras disfrutaron de la libertad de combatir el mal con buenas intenciones fueron felices, y eso hacía que aun sabiendo que eran pocos y acabarían quemados, todo merecía la pena, pues custodiaban lo más importante para ellos: El Santo Grial. Este elemento es básico para entender su experiencia y renacimiento. Solo un corazón puro podía hallarse en la búsqueda de la felicidad, es decir, en la búsqueda del Santo Grial. La sangre de Cristo que contenía esta copa era la base mágica sobre la que se asentaba este grupo de hombres. Quizá su fe le convirtiera en (paradojas de la vida) enemigos de la Iglesia por radicales. Mientras los católicos se enzarzaban en batallas y llenaban el mapa de la Edad Media de sangre, ellos eran felices en su camino.

1 feb. 2011

Pastillas contra el dolor ajeno



Me molesta. No estoy de acuerdo con la finalidad del anuncio, ¿pedir ayuda a nosotros? Yo, como ciudadano anónimo, no debo ser el objetivo principal de la campaña. Si para mí un euro puede ser poco, para un famoso será menos y, por muy mal que estén, siempre será mejor que nosotros. Diría que lo que significa para mí un euro es para ellos entre 50 y 100 euros.
Está bien que salga gente conocida pero... ¿pedir ayuda a nosotros? Veo mal el enfoque. No digo que no podamos gastar ese dinero y que el fin no sea grande, lo que me revienta es que la campaña debería ser un famoso animando al resto de privilegiados.

18 ene. 2011

A vueltas con la ortografía


Adiós al guión establecido, adiós a las artimañas del truhán, ya no huí a ninguna parte, eso sí el camión seguirá llevando su bocina y el avión sus alas. Adiós a la ch y la ll que con esto de la crisis ya no son letras. Ahora el alfabeto son 27 letras.

Señoras y señores, la época de ahorro ha llegado a su domicilio. Hay que borrar tildes de los monosílabos incluidos los todos los pronombres, afilar la q y convertirla en k o hacerla imán como la c para términos extranjeros así que todos a consultar el origen de las palabras antes de escribir. Por fin podré corregir al todopoderoso Word y que se trague ese color rojo subrayado.
Encima, hay que adivinar si lo que leemos es un cero o una o. Rara actualización han hecho los maestros de la Academia.
Pero no se preocupen, como esto es España, escriban como quieran que seguro que se pueden acoger a algo.

5 ene. 2011

El poder de la subjetividad




Es el momento de aprovechar al máximo el poder de la subjetividad. Todo lo que ocurre a nuestro alrededor tiene causas y consecuencias y, quizá, cuando nos planteamos un hecho, dejamos al lado este magnífico poder que tenemos los humanos. Parto del convencimiento de que nada es negro o blanco, que no existe el siempre ni el nunca, sino que depende del ánimo con que afrontemos los acontecimientos. ¿Algo más subjetivo que el ánimo?

Parece que nos guste sufrir y elegir la proporción del color negro en vez del blanco. Nosotros mandamos en nuestros pensamientos, los creamos. Muchas veces decimos “me encantaría pero…” y eso no nos hace bien. Hay que arriesgar, de todo se sale antes o después, mejor o peor, y siempre hay un interruptor esperando para ser accionado y vuelva la luz para aquel que creía que se apagaría para siempre. Pensemos más en lo positivo de lo que nos ocurre, aprovechemos la subjetividad. Hay pocos elementos en la vida de cada uno que sean objetivos, la mayoría son subjetivos. Hay mucho campo abierto si hacemos que un haz de luz provenga del enriquecimiento de lo positivo, no ves que lo negativo son solo barreras destruibles con pensamientos positivos.

Se puede avanzar tanto en tantos campos si unimos la subjetividad y el positivismo, que si no lo hacemos es por miedo a ser felices.