7 jul. 2011

Nueva religion

Las religiones suelen aparecer en momentos como este de crisis social y estoy pensando en crear una nueva aprovechando el momento. Ya que el mercado de las religiones que parten del dolor humano está completo, la mía va a partir de la felicidad de vivir y la alegría de los pequeños momentos.


Lo primero, aunque no entiendo la importancia que pueda tener, es explicar el principio del mundo, pero como en el fondo lo explican de la misma manera tanto ciencia como religión, pues me la salto. En esta religión el dios creador y protector es una persona cercana, que no hace milagros en plan aplausos sino que cuida los pequeños detalles, da consejos y a veces hierra, así no hay intermediarios que desvíen la atención hacia lo importante: El camino a seguir hacia la felicidad. Para mí, la felicidad es quizá un metro cuadrado de tierra sin nada que lo pise y cuando lleguemos a él, debe ser nuestra alma la que se sienta plena. Cuando se llega a ella, en el horizonte se dibujará una nueva montaña, quizá con otra inclinación, otra vegetación y otra compañía.

Mandamientos mejores que la Carta de los Derechos Humanos no encuentro, así que esa será el contenido del libro sagrado, las prohibiciones, derechos y deberes de todo el que quiera formar parte de esta nueva idea.

Si reflexionar sobre el principio del mundo no tiene cabida en esta nueva religión, tampoco la tiene el paso posterior a la muerte. Las religiones se autoproclaman Verdaderas y eso crea disputas entre ellas e incluso, extrañamente aceptado está que dentro de ellas.

Esta nueva religión está abierta, depende de la experiencia de cada uno y solo exige la igualdad entre seres vivos. Es tan grande la variedad de religiones que lo mejor es picotear y quedarse con lo que nos venga mejor de cada uno.

Por último, un nombre que la haga reconocible fácilmente: Presentismo.

6 comentarios:

InDha dijo...

Me apunto!Eres muy GRANDE!

Dino dijo...

Como tu dices, cuánto hay que nos aparta de la felicidad sin que nuestra alma se sienta plena... empezando por la religión; pienso que es mejor ser espirituales, lograr contemplaciones solitarias y descubrir lo sublime que hay en ello, AMAR.

Siempre me han gustado estos textos tuyos, reflexivos.

Abrazos

Miguel Estrada Pérez-Carasa dijo...

Aunque el texto es frequito, gracioso y sensato, después de lo que está cayendo para imponer un nuevo orden, el tema es profundo y complejo, hasta tal punto, que sólo priman la claridad y las proposiciones simples en un debate que sólo acabará, desgraciadamente, en más guerras y mayor intolerancia.
A mí me ha costado mucho desterrar la violencia y la amargura de mi vida. Asi que celebro tus palabras y te agradezco que des muestras de un corazón tan noble que me consuela.
Salud, amigo.
Me apunto a tu religión, siempre que no te de por un delirio mesiánico jaja y y te vistas con los colores de la Virgen uf.
En definitiva, que te sigo con devoción de perro fiel; así estoy de necesitado y liberado de tantas cuestiones que han llenado el mundo de zarza.

pepe dijo...

Indha, Gracias mil por estar en la causa

pepe dijo...

Dino, siempre mejor mirar dentro que fuera.

AMAR un verbo tan grande que cabemos todos

Abrazos

pepe dijo...

que arte, Miguel, me parto con tu humor... vestirme de virgen jejejejejejejejejjejejejeej