19 sept. 2011

El circo político español

Sean todos bienvenidos al mayor espectáculo del mundo: El circo de Moncloa. Llega a sus hogares con una carpa con capacidad para 45 millones de espectadores en la que podrán disfrutar de periodistas malabaristas, candidatos a presidente vestidos de payasos para hacerles disfrutar y expresidentes musculazos y fieros en una función sin precedentes el 20 de noviembre. Vayan a reservar sus localidades, es gratis pasará una noche inolvidable.








No es eso lo quiero ver en esta sociedad política, no quiero ver que la politización de los medios de comunicación conlleve periodistas amaestrados sin poder de decisión, no quiero ver políticos que en esta situación social tan crítica, se dediquen a echarse agua, quitarse el sombrero los unos a los otros y ponerse zancadillas para que nos riamos los ciudadanos, no quiere ver cadenas privadas con carné de algún partido político. No, gracias.

Quiero que los profesionales de la Comunicación dignifiquen la profesión, quiero ver debates con un fondo político que provoque reacciones en vez de sueños, quiero que los partidos presentes candidatos nuevos para empezar una nueva realidad, quiero que si voto al PSOE sea porque crea en ellos y si es al PP, porque presenten una alternativa interesante.



En fin, creo que la mayoría de los votantes españoles partimos de lo mismo: Ninguno de los dos genera confianza y Democracia es una palabra más parecida a la demo de un juego que nunca tendremos completo que al poder del pueblo. Pan y circo.

4 comentarios:

tecla dijo...

Periodistas amaestrados, Silencio. No hay ni un solo periodista que no lo esté. Los periódicos tienen dueño y los periodistas han de responder a la voz de su amo que les da de comer como a los perros. O no son periodistas.
Y los que no lo son porque no les han dejado, no pueden hablar porque no tienen voz.
Y en esas estamos.
Mejor será que hablemos nosotros.

R. Vidal dijo...

Pues fijate que yo pienso que el problema de los periodistas es precisamente el contrario, es que son invisibles. Los que están amaestrados fueron periodistas, pero ahora se dedican a opinar a sueldo y a generar ellos la noticia, y no sencillamente a informar.

pepe dijo...

jejejeje sí,mejor será que hablemos nosotros, a la espera de que internet sea el cuarto poder, que creo que debe ser su sitio.

pepe dijo...

Primo, yo creo que lo de generar ellos la noticia no se da en el periodismo político, sino que cumplen su papel como trabajadores en medios de comunicación. En el rosa sí que se da mucho eso de perder la esencia del oficio.