25 jun. 2009

Un río, una vida

No es principio ni fin,
este mundo no empieza con mayúsculas
ni acaba en punto.

Esto es un río que va a la mar,
somos agua, salada o dulce,
somos piedras, pesadas o ligeras.

No caminemos hacia el punto,
no veamos la muerte como abismo,
somos realidad o sueño.

Cada impulso es un paso presente,
cada pez es experiencia,
cada barco es grito o silencio.

Aprovechemos el sol para andar,
aprovechemos el esplendor de la luna,
aprovechemos el aire.

Nacemos manantial,
luego, de mar brazo,
pero no hay fin.

Quedamos como idea,
caemos como lluvia
y vamos a parar a otro río.

16 jun. 2009

Metrópoli

Forma y contenido son cara y cruz de una misma moneda, la Vida.

Describo un mundo de arenas movedizas,
escribo puentes al cielo,
admiro aguas de otro río,
caigo al reloj viviente.

Alguien sujeta mis pies y en las doce me quedo,
otro me chilla y ya son y cuarto,
A y veinticinco un chorlito me pegan
y a y media me desplomo.

Un girasol nace sobre mi pecho
a las menos veinte,
el sol lo mima, salto a la manecilla,
son las doce y estoy en el origen.

Vuelve María con sus tonos grises,
vuelve el hombre a mantener las horas,
acaba aquí mi sentido homenaje,
la distopía en papel mojado.



Metrópoli (1927) es una película alemana dirigida y guionizada por Fritz Lang, un maestro del cine

15 jun. 2009

El fabuloso mundo de los sindicatos

En este momento en el que los sindicatos deben tocar a la puerta del gobierno, desaparecen. Perdón, no todos, solo alzan la voz los que están en ciudades gobernadas por el PP. Sospechoso, ¿no?

Se crearon para servir de enlace entre empresarios y trabajadores pero me parece que se rompió la cuerda por la parte más fina. ¿No es verdad que ya son parte de los socialistas? Por aquí, el sistema hace aguas. No sé si proponer la existencia de algún contrasindicato o pedir firmas para que se les afirme como perritos de ZP. Me gustaría que cambiaran sus objetivos o que se miraran en un espejo, ¿se reconocerían? Creo que no. No pierdo la esperanza si es que es verdad que es lo último que se pierde, pero casi. Hoy no me voy a extender más de la cuenta. No se lo merecen.

2 jun. 2009

Una mujer

Su delantal de zanahorias dibujado,
su falda naranja y verde vestido,
friega que friega, charla que charla
en su cocina, en su casa con fogones.

Pisando suelo blanquinegro,
friega, charla, cocina
con el paño marcando el tiempo,
friega, charla, cocina.

1 jun. 2009

Voy con Rosa Díez

Harto de estar harto, cansado de tanto amigo interesado, dormido por tanto sapo con capa de príncipe y con tanto como tomate como se puede arrojar con derechazos e izquierdazos desde el ring invisible, adormecedor y mataneuronas... es como estaba antes de empezar a conocer UPyD.

Sus amigos le conocen como Rosa Díez y dentro de su pandilla están gente como los Fernando (Sabater e Iwasaki), o Alberto Boabdella. No tiene minutos electorales ni grandes piezas, no es portada de telediarios ni de periódicos; para eso ya están los de que vuelve Franco o la corrupción felipista. Lo que me enamora de ella es que es sencilla, compartimos intereses, no usa palabras rimbombantes para dejar alucinado a los demás, es atractiva, mira de frente, prefiere los girasoles a los puños y no sé qué más puedo decir. Me tiene en una nube y sueño con ella.

Pasearía por las calles, me subiría al AVE, llegaría a Bruselas y más allá, si me lo pidieras. No me decepciones, no me mientas, no me prometas el cielo por un papeleta y luego me enseñes solo una foto, por favor. Yo te voto y tú me sonríes, tú camina sin ropa cara y yo te visto de blanco.