1 feb. 2011

Pastillas contra el dolor ajeno



Me molesta. No estoy de acuerdo con la finalidad del anuncio, ¿pedir ayuda a nosotros? Yo, como ciudadano anónimo, no debo ser el objetivo principal de la campaña. Si para mí un euro puede ser poco, para un famoso será menos y, por muy mal que estén, siempre será mejor que nosotros. Diría que lo que significa para mí un euro es para ellos entre 50 y 100 euros.
Está bien que salga gente conocida pero... ¿pedir ayuda a nosotros? Veo mal el enfoque. No digo que no podamos gastar ese dinero y que el fin no sea grande, lo que me revienta es que la campaña debería ser un famoso animando al resto de privilegiados.

2 comentarios:

Miguel Estrada Péez-Carasa dijo...

Dices bien. Las respuestas a la crisis que padecemos,son, precisamente, la avaricia que tan bien conocen los que la padecen y la conducta permisiva frente al dolor de los desfavorecidos.
Yo, que vivo en un barrio de gran precariedad, y en la subcultura, la gente (yo, incluido)se gastan también los euros en ayudar a otros que son víctimas del abandono. Más de una vez, les hemos dado analgésicos y pastillas para el resfriado que cogen a la interperie de bar en bar.Tienen nombres propios:Djimi, Hassan,Sálibu,Afal, Musa, etc. ¿Qué opinan de la ley de extrangería?
¿Sabes, Pepe? Tengo noticias de un hombre tan rico, que incluso comprando una flotilla de 747 no lo notaría su bolsillo. Hay que tener pasta... y ahora les ha dado por que todos seamos ahorrativos... qué ironía. ¿Quién conmueve a estas conciencias?
Además, siempre por medio el puto dinero, bien asentado y sin alternativas.
Estoy de acuerdo contigo, Pepe. seguro que la campaña podría haber sido más eficaz durante la Navidad pasada, mientras nos enseñaban las excelencias del cava y los bombones que hacen las delicias en una gran fiesta, de manos de una tonta engalanada y de gran fortuna.
AGGGG!!!!!!!!!!
´
Pero, perdón, me extendí.Un abrazo.
Salud, amigo.

pepe dijo...

Es para eso, Miguel, para mosquearse. Así somos y así nos va, pabajo!