28 may. 2009

Agua de mar

echo,
derecho
cae al techo,
Salta a mi pecho,
la sequía al acecho,
lago crea en mi lecho,
de tus letras estoy hecho.

26 may. 2009

Los templarios

Este video cuenta una de mi pasiones


Luces y ardillas

No quiero iglesias ni mezquitas ni sinagogas,
no creo en deidades impositoras,
no quiero bellotas.

Tengo cuadros a medio pintar,
luces que ansío captar.

Sube, ardilla, sube por el árbol,
verás al fondo los acantilados,
el viento remover bandos,
y yo, siempre a tu lado.

24 may. 2009

El insulto

Suele usarse para deshonrar a otra persona y hoy me voy a detener en el emisor del mensaje. Lo primero que salta a la vista es el sentimiento de superioridad que quiere transmitir el que dice tonto, jili, h.p., imbécil y demás improperios... ¿es que existen seres superiores? ¿quienes somos para dirigirnos así a otra persona? ¿tanto nos invade el -teísmo como para imitarlo? Mi respuesta es No, no cabe este tipo de frases en mi mundo ni pienso que haya una jerarquía entre todas ellas ni creo que se pueda dividir a las personas según religiones.

Existe también el uso del insulto como un ahí lo dejo y si se enfada la otra persona digo que es ironía, que estaba de broma. La broma es ese submundo tan conocido como desconocido, y a la vez tan aplaudido como odiado, en el que entramos y salimos más fácilmente que dejamos entrar o salir a los demás. Creo que el que insulte debe ser alguien que se deje insultar, pero en mi opinión, rara vez se da este caso.

Por útlimo, está el del colegeo, mi preferido aunque haga uso del anterior. Aquí, en mi opinión, el más usado es eres tonto. No se usa para menospreciar, sino para un acercamiento a nivel psicológico para decir somos iguales

No es fácil distinguir cuando alguien se refiere a uno u otro tipo, y yo al que abusa del insulto le pongo la etiqueta de complejo de inferioridad, alguien que coloca el foco de atención en la otra persona para que no se le enfoque. Desde luego, esta etiqueta no es indestructible. Dicen que las personas no cambian, al menos en lo importante. Como para mí, el insulto no es importante como tal, sino como una forma de conocer al que lo dice, creo que se puede quitar la etiqueta.

12 may. 2009

Me quedo

Me quedo debajo del puente
construido con besos y caricias,
me quedo mirando la gente
que pasa por encima de mí,
mientras el sol ascendente
me lleva al galope por palabras
formando frases de forma frecuente.

Saldré cuando aparezca la serpiente
que metí en el bolsillo
si no me hinca antes el diente,
pasearé como las olas
que no van a la rompiente.

Aquí tengo todo lo que quiero,
todo lo dicho y oído atentamente,
todo lo tocado y hundido,
cada gesto y abrazo valiente.

Mi puente se erosiona con la fuerza
de un viento de levante,
se pinta de colores si cojo la brocha
y se ilumina con el sol ya descendente.

7 may. 2009

Hermano mayor

Acabo de ver un adelanto del programa de mañana sobre los problemas de la adolescencia que se llama Hermano mayor y voy a dar mi opinión.

Me parece fantástico que hay un programa así, porque muchos piensan que los casos de sus hijos son peores que los del resto y es lógico que piensen así porque lo viven excesivamente de cerca y con este programa se ve, si es que alguien no lo tenía claro, que es una etapa por la que todos pasamos. La incomprensión, la rebeldía, anarquía, lloreras, violencia... son algunas de las marcas de la que se vive desde hace un tiempo, curiosamente desde que el gobierno dio un chorlito a a la realidad de las escuelas y regaló el sillón autoritario a los alumnos. Pensaba que la escuela era una cosa y la casa otra, pero ya lo dudo.

Puede deberse a la comunicación vía internet, que hace que los adolescentes aprovechen esta herramienta para hablar de cosas que normalmente se hable fuera de la escuela y se den cuenta de que hay un “somos” que hace que se unan más entre ellos y encuentren en profesores y padres al núcleo del problema. Puede ser también que se deba a que se piensa y practica sexo con naturalidad a una edad cada vez más temprana lo que les hace autootorgarse una autoridad fictica consistente en pensar que ya son mayorcitos para hacer lo que quieran. ¿Dónde quedaron los balones y los elásticos? Si se pudiera votar, mayoría de edad a los 21, por favor.

Afortunadamente, es solo una etapa de tantas por las que pasamos y seguro que, como nos pasa a muchos, con el tiempo se reirán y avergonzarán de lo que hacían y sentían. Por suerte o por desgracia, la sociedad tiene una estructura piramidal con derechos y deberes. Hay que acatarlo o ir caminito de la prisión o reformatorio. Así somos y así nos va.

6 may. 2009

Somos

SOMOS, increíble palabra. El verbo ser con sus virtudes y defectos, la primera persona del plural con su consiguiente unión del Yo de dos o más sujetos, y capicúa, el concepto que iguala culturas orientales y occidentales de lectura.
La S, ese discurrir por la vida dando bandazos desde que se empieza a escribir, perdón, a vivir. La O, el momento eterno desde que se aprieta la pluma, perdón a abrir los ojos, hasta que se suelta en el mismo sitio donde se empieza, perdón, cuando se cierran los ojos. La M, el subidón, toma de aire y bajón al besar.
SOMOS, al pronunciarlo, primero emitimos el caminar de una serpiente, luego el beso tímido en la unión de las auras y finalmente, vuelta a la serpiente. Afortunadamente, esta palabra está tan dentro de nuestra psique, que no solemos pararnos a pensar en lo que es.