15 dic. 2011

Una granada en la Casa Real

Lástima que Colombo haya muerto! Aquí habría un buen caso para él. Iñaki Urdangarín, con el futuro ya bastante bien planteado, se ríe de la sociedad siendo presidente ejecutivo de una asociación sin ánimo de lucro. Además, la infanta Cristina aparece como un fantasma en las informaciones que van sucediéndose, la Casa Real se desvincula y el rey dice que vienen tiempos duros.
De 2004 a marzo de 2006, Iñaki Urdangarin, duque de Palma, es socio fundador de la empresa Nóos Consultoría Estratégica y presidente del Instituto Nóos de Estudios Estratégicos de Patrocinio y Mecenazgo, una asociación sin ánimo de lucro. Sin embargo, obtiene unos ingresos de más de 7 millones de euros. Por si fuera poco, la Infanta Cristina, además de ser secretaria del consejo de administración de Aizoon, la promotora familiar a la que su marido desvió parte de los 2,3 millones percibidos del Govern balear formaba parte de su junta directiva de Nóos en esos años. Para concluir con esta especia de estulticia, están saliendo nombres de personajes famosos que se apuntaron al carro del exjugador de Balonmano y su cara dura.
Aquí me pregunto: ¿Le han retirado la paga a la Infanta y tienen que buscarse la vida por otro lado? ¿tanto necesitan? ¿ella puede y la Infanta Helena no?

La Casa Real se desvincula del caso. El pasado mes de Noviembre, un comunicado de la Monarquía dice que no tiene nada que ver con las actividades privadas del duque de Palma. Sin que aún se le ataque, se defienden. Aquí huele mal. Hace tiempo a la Infanta Helena se le ocurrió tener un negocio y cuando solo era una idea el rey se negó, como en los cuentos de príncipes y princesas. Sin embargo, a la Infanta Cristina le permite formar parte de una junta directiva. O hay trato de favor o travesura de princesas.

El rey dice que se avecinan tiempos duros. En plena crisis en el país, ¡ahora dice eso! Don Juan Carlos me recuerda a Zapatero cuando la negaba. Ah claro, es que a él lo que le importa no es el pueblo que le paga, sino que están empezando a salir a la luz casos de corrupción en la Casa Real. Pues sí, majestad, se os avecinan tiempos duros.

Pienso en el príncipe y me echo a temblar. Soy monárquico mientras existan beneficios para el país que lo apoyen y por lo que parece, Don Felipe debe de estar rezando lo que sepa para que su padre dure mucho. ¿te imaginas ese momento, tras los días de duelo, en el que se corone nuevo rey? El mejor lanzamiento de Urdangarín ha sido una granada a la portería de la Casa Real.
Todo esto es dando por sentado que la Casa Real Española no tiene servicio de Inteligencia, pues si lo tienen… puedo pensar que el rey estaba al tanto de todo. Estaremos atentos a si esto se queda en presunta corrupción o principio de madeja, pues aún no hay sentencia.

Ay, que penita que Colombo no pueda echarnos una mano.