26 may. 2009

Luces y ardillas

No quiero iglesias ni mezquitas ni sinagogas,
no creo en deidades impositoras,
no quiero bellotas.

Tengo cuadros a medio pintar,
luces que ansío captar.

Sube, ardilla, sube por el árbol,
verás al fondo los acantilados,
el viento remover bandos,
y yo, siempre a tu lado.

5 comentarios:

Miguel dijo...

Me perdí. No capto la unidad del poema, no tiene música. Distingo los conceptos a medias,lamento su despliegue esperando que surja alguna emoción que no llega. Pero veo que lo intentas y mejoras, a pesar de todo. Dejaste atrás la taravilla machacona de los comienzos; al fin, lo comprendiste. Ahora toca, si te empeñas, corregir estos defectos y apostar por una poesía más lograda.
No te desanimes. Continúa escribiendo. Hay muchos detrás para ayudarte; yo, el primero. Recuerda que te ganaste el cariño de toda la clase, incluido el de Antonio. Eres el más querido allí donde caigas. Se trata de una chispa que, como decíamos, si le arrimas paja,ramas y leña seca, pude llegar prender una gran hoguera. Animo, pues, joven poeta. Y salud, amigo.

pepe dijo...

Tienes razón en tu crítica. Conté las sílabas y los acentos y vi que necesitaba una modificación considerable. Sin embargo, y bien lo sabes, querido Miguel, el contenido expresaba perfectamente lo que quería escribir, y para mí eso vale más que cualquier formato.

Gracias Miguel por comentario, debía avisarte de qe sabía que formalmente era como para guardarlo donde nadie lo viera, perdón por haberte hecho perder el tiempo.

Salud, poeta

Miguel dijo...

No, por Dios. Cualquier cosa que escribas, capta mi atención inmediatamente. El poema es lo bastante explícito; queda claro, la mayoría de su contenido...no te preocupes. Pronto llegará el momento en que armonices tu corazón y tu mente, con el interés estético que deben suscitar las palabras y los versos. Se trata de un aprendizaje menor, que ya hemos hecho, y un apasionamiento profundo por el poema, que solvente las deficiencias con alguna corrección hasta que lo des por bueno. Nos pasa a todos.Estamos en el mismo barco (yo mareado, claro). Bueno, un abrazo, joven poeta, y adelante. Salud.

Vértigo dijo...

a mí sí me ha llegado. Muy bonito.

pepe dijo...

Gracias, vertigo. Nosotros a seguir con nuestra conexión mágica