29 jul. 2009

Soy sioux





Llegael momento del señor de la guerra
de coger barroy pintarme la piel,
grito desde la colina que sé cantar,
aalguien le llegará mi voz sin gallos.

ando desnudo subiendo la gran montaña,
no llevo más queun taparrabo, tres plumas
un arco y tres flechas en laespalda,
las nubes me llevan a la cima.

aquí, arriba se ven los fuegos de los vaqueros,
las dunas y serpientes disfrazadas con papel
deexperiencia, fechas y adn.

comienzo la bajada y a cien metros me paro,
inspiro fuerte, respiro suave,
alzo los brazos, le habloal sol
y camino hasta que una bala me atraviese.

2 comentarios:

Migiel dijo...

Bueno, Pepe, me ha interesado el poema; la mejoría es notable, nada chirría y, desde luego, con un poco más de tu parte hubiera quedado aún mejor.Posiblemente, si sigues en esta línea de escribir con frecuencia y te empeñas, podrías abordar cualquier tema que quisieras. Hace falta pasión y un interés vocacional, además de la aptitud y el aprendizaje; si reunes estas condiciones, superarás facilmente la dificultad de adàptar el contenido a la forma de cada poema.
La lectura es fundamental, Pepe. Pero recuerda, también, que nada se te exige. Tú eres quien has elegido meterte en este berenjenal literario. Y yo seré el primero en animarte y aplaudir el éxito que coseches entre familiares y amigos. Todavía eres joven y es de esperar resultados mejores, poco a poco.
Ah, Nobody se merece otro poema, ¿no crees?

Salud.

pepe dijo...

Como siempre, Miguel, das en la piel del bisonte. Has notado que no ha habido reeescritura ni contado sílabas y por ello me dices que con un poco de empeño habría salido mejor.

En lo de No, tienes razón, hay que hacer que sea cada vez más visible, menos difuminado, y un poema sería un paso más. Estoy empezando a leer a zane grey, que dicen que es el mejor escribiendo sobre el Oeste. Por ahora me tiene enganchado, ya te lo enseñaré.

Salud, amigo