16 oct. 2014

Las motos

Las motos. Las motos... los motoristas... circulan por los carriles de la carretera como los demás vehículos, respetan las señales como todos y no pasan la velocidad máxima de la vía.

Rebobinemos.

1. Los motoristas circulan por los carriles. Normalmente no tengo tiempo más que para esquivar kamikazes pero si puedo, me pregunto ¿Qué entenderán por carriles? las rayas blancas largas? alguien debería decirles que los carriles son el espacio entre ellas. Es ancho para que también, si los reyes del asfalto lo permiten, lo usen ¡¡coches, camiones y autobuses!! incluso añado que los conducen personas y un pequeño toque de calidad los manda al suelo. La culpa siempre de los demás. 
2. Circular lo unen a circuito de carreras. A veces oigo un ruido en el techo del coche y ni me sorprendo. otra moto que no tenía otro sitio para seguir su camino sin frenar. (La culpa de esto de El halcón callejero, una serie que salió en antena tres cuyo protagonista era un Michael night en moto). Ya no es solo que adelanten hasta por encima de los coches sino que también usan los intermitentes como atracción de feria. Es común ver una moto que va recto con el intermitente izquierdo parpadeando aunque al final lo que haya sea curva a la derecha o no tenga opción de adelantamiento. No soportan que otro participante de la carrera de los autos locos se ponga cerca. ¿Te acuerdas de esos dibujitos de Patán en los autos locos? Eran unos personajes de ficción que hacían lo que fuera por ganar. Ese carro de trogloditas, ese espantamóvil con vampiros, dragones y humanoides, ese típico científico loco que inventa cualquier cosa para que el resto pinche o se queme, ese barón rojo acostumbrado a los aviones que se tiene que ganar la vida por las carreteras perdidas entre barrancos, esa bella Penélope siempre gritando para despistar, esos gangster con sus rifles, ese Pedro el bello deslumbrante, ese leñador que después de su agotadora jornada se pone a correr con el coche... pero sin duda, curiosamente, el más recordado es uno que no ganó nunca una carrera. ¿Quién? Patán y sus carcajadas contagiosas con su dueño francés Pierre y su pérdida de tiempo preparando trampas a lo Coyote y Correcaminos. 
Pues eso es para ellos desplazarse de un lugar a otro: Carrera loca para ganar sin que haya premio y poner obstáculos a los demás aunque vayan tranquilamente. Creo que lo hacen para que les aplaudamos a su paso por nuestra ventanilla o toquen el espejo retrovisor que tanto cuesta poner milimetricamente bien.
3. Respetan las señales como todos y no pasan la velocidad máxima de la vía. ¿velocidad máxima? Ni ellos ni nosotros entendemos ese concepto. Nadie respeta las señales a no ser que vaya con alguien al lado asustándole o haya un coche de policía cerca. En este caso todos hacemos igual que cuando éramos pequeños: poner cara de niños buenos y frenar. Frenar aunque vayamos a 20 y la velocidad máxima sea de 70. 


Las motos. Todo un enigma

1 comentario:

Upycita † dijo...

En general eso pasa con la mayoría de los motociclistas, pero conozco a otros que intentan cambiar esa imagen de motociclistas imprudentes y viven quejándose de sus pares, que le hacen mala fama.