4 dic. 2014

7 diciembre de 2000

A las cinco y media se apagó el mundo
A las cinco y media se cayeron las hojas
A las cinco y media comenzó a llover
A las cinco y media la Tierra era silencio

A las cinco y media se fue parando mi reloj

A las cinco y media amanece el universo
A las cinco y media nuestra estrella ilumina el mundo
A las cinco y media comienza otro camino
A las cinco y media se fuga la soledad
A las cinco y media tus ojos son los nuestros
A las cinco y media somos bebés en brazos




3 comentarios:

Anónimo dijo...

Espero estar contigo todos los días de tu vida a las cinco y media, para cuando te desveles, darte la mano y recordar juntos que el Sol vuelve a salir cada día.. después de las cinco y media.....

Anónimo dijo...

Quizás fui la elegida para el legado, que con cariño atesoro, ese de ......intenta estar cerca....

tecla dijo...

¿Puedo quedar contigo a las cinco y media de la tarde?
Sería todo un honor.