13 oct. 2010

Vivir es raro

Si fuéramos cucarachas todo sería más fácil. Nacer, crecer, poner huevos y morir. Pero es que no lo somos aunque a veces nos traten como tal o lo hagamos nosotros, somos humanos con esa capacidad tan especial para comunicarnos mediante la respiración modulada, ¡chupi!

Con esto de la crisis se acentúan los consejos, presiones, opiniones y dardos, al menos para mí. Está feo generalizar y a lo mejor alguien tiene la suerte de no sufrir esto. A gran escala tenemos a las religiones, gurús y autoayudas, que aunque con distinto lenguaje, nos dicen que lo importante es conocernos a nosotros mismos. Tenemos a las religiones, que nos quieren hacer creer en un fantasma para vivir mejor, también podemos agarrarnos a amigos y familiares que, por su experiencia nos aconsejan, y como última opción de la guía de supervivencia está la autoayuda y gurús con su mensaje simple. Todos dicen lo mismo: lo primero es conocerse, disfrutar de las bondades del mundo y luego luchar contra los miedos.

Es raro esto de vivir.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

eres muuuuuuuuu grande!!!

pepe dijo...

Se intenta...

tecla dijo...

No hay que tener miedos Pepe, porque entonces no se vive la vida por el miedo a vivir.
Hay que vivir todo lo bueno que se nos presente porque lo malo viene solo, sin necesidad de que andemos preocupados.
Tu el otro día tenías un trabajo que te hacía ilusión. Pues a vivirlo.
Y si no hay trabajo, a vivirlo también.
Piensa solo en lo bueno.
Las cosas malas vienen solas.
Te quiero un montonazo.

pepe dijo...

Las cosas malas vienen solas, desde luego, pero las buenas también. Hay que ver las dos caras de la moneda.

El trabajo ese está en construcción y mientras no le caiga una bomba ahí estaré ilusionao.

El miedo... yo creo que es bueno y malo, depende del momento.


Un beso con muuucha energía positiva

Miguel Estrada Pérez-Carasa dijo...

El conocimiento de uno mismo, Pepe, no invalida ni incapacita para llevar a cabo, junto a nuestras emociones, aspiraciones e, incluso,la consecución codiciada del éxito, una cultura de paz en la que gente de buena voluntad imponga (hay que abrirse camino) su presencia y su prestigio con el único propósito de disfrutar y arreglar las cosas según nuestras capacidades.
Como jamás hemos soñado,sino de una manera ñoña y tradicional como a veces expresamos la sabiduría, lo que sería un mundo inspirado por el amor y la satisfación de nuestras necesidades, más vale que cimentemos estos propósitos en la atribución de su rareza como si se tratara de una costumbre o un hábito; quiero decir que, patas arriba,una vez puestos,aceptemos previamente su condición de raro hasta vislumbrar un cambio combinando nuestros ideales y
compartiéndolos.
Primero hallaremos razones comunes, incluso raras; luego el sentimiento de estar vivos, quiero decir de tal apreciación, llenará de alegría al mundo, movido por la gratitud. El resto está por venir; aunque la buena nueva de mirar adentro ya está a la alcance de personas receptivas, inteligentes, y también a ras de lo común... la dirección de mirar nuestro interior no cambiará;nunca lo ha hecho..,¿cómo? No tengo ese problema. Si tú lo tienes y lo aceptas, has iniciado la búsqueda.
Un abrazo en este mundo raro; di que sí.
Salud, amigo

pepe dijo...

Miguel, contigo aprendo mucho. Lo de la manera de mirar adentro que no cambia, ahora que lo dices es verdad. Supongo que cambiar eso sería un buen paso para un mundo mejor que se cimente granito a granito con iluminación para todos.

Salud y gracias

Miguel Estrada Perz-Caarsa dijo...

EXACTO.