26 ene. 2010

Pesca de altura y bajura

"A río revuelto, ganancia de pescadores", dice el refranero popular. Es una pena tener que asociar los desastres naturales con bancos y nunca pensé tener que hacerlo en sentido negativo, hasta llegar a la indignación por algo legal, sí, pero deshumanizante.

los bancos son empresas, claro, dirigidas por personas tan abstraídas del mundo y sus valores, que uno se ríe cuando supone de antemano que deben tener empatía con el resto de mortales que para ellos son solo clientes.

Con lo de los suelos de las hipotecas (comprensible en su momento), ya se les notaba estar más cerca de los papeles de colores y sus números que de las personas y sus problemas. Lo de Haití sí que no lo esperaba. Seguramente la persona que done algo para ayudar a la reconstrucción a corto plazo, tenga el miedo lógico de no estar seguro de que el dinero llegue donde tiene que llegar, puesto que ya sabemos que el camino es tan largo que puede ir perdiéndose poco a poco o de golpe. Cobrar comisiones es de... se han colado tres pueblos y encima la solución que dan es de risa: Todo aquel que reclame el dinero de la comisión se le devolverá. ¿De veras creen que todos van a ir? Primero, habrá gente a la que le salga más caro reclamar que quedarse con la cara de tonto. Segundo, si el error, mal gesto, hecho deplorable o como se le quiera llamar parte de ellos, considero que deberían dar más facilidades. Y tercero, con lo rápido que aparece en el ordenador una cuenta en negativo y te llaman para recordártelo, seguro que saben la manera de devolver automaticamente la cantidad correspondiente a la comisión cobrada.

Creo que sus cabezas para lo que da es para advertir que "El quiera peces que se moje el culo". Qué pena de mundo y de dinero.

5 comentarios:

tecla dijo...

Los bancos son mafias legalizadas Pepe. Nunca lo dudes. Y vé a ellos con esa mentalidad.
Si tienen oportunidad de robarte un euro, lo harán sin ninguna clase de escrúpulos.
Me he puesto muy contenta al ver que has publicado.
Un abrazo.

Miguel. dijo...

Comparto vuestra opinión sobre la usura y el descrétito que está sufiendo esta piara de cerdos en el viento.
Buena entrada, Pepe. Te cuento que, el pasado año, sin ni siquiera avisarme, me cobraron un 30% sobre los gastos de una visa de débito. Cuando pude afrontar la cantidad de la deuda,, ya me habían arruinado el año con los intereses. No presté atención a las condiciones de estos buitres, así que pagué la novatada, y punto. De todas formas, no me acerco al Banco con hostilidad, porque en ello está la perfecta alegría(¿?) y así me consuelo. Que ellos sigan así y yo como tal, sin perder la perspectiva práctica. Ah, y te aseguro de que no se me queda la cara de tonto, porque también hay cada cliente según cada operación, que dan ganas de correr o sacar las pistolas. Supongo que mi actitud candorosa está de más en estos lugares; un día, a ellos,también se les caerá la sonrisa; y la mueca y los aspavientos que usaban con nosotros, les acompañarán burlándose camino de su tumba, que es el verdadero asunto innegociable. Recemos por ellos.(!) Hay cauces para no andar a la pelea con ellos.Lo último es sacar las pistolas,que ganas dan jajajjj.
Feliz finde, amigo. Para el lunes, te doy un toque al móvil. Salud.

Marina dijo...

Ay!! Los bancos, yo solo los utilizo para sentarme un ratito, y además si alguna vez entró en uno de ellos, suenan las alarmas, jaja.
Lo que está claro que si no tienes, no vallas a pedir al banco , y otra cosa ¿sabes cuando cobras algo y la cantidad es tal`99, no suelen devolver el centimo o los dos otres centimos, ¿cuantos millones de personas? ¿cuantos millones de centimos?, de dar nada y rapiñar todo y si pueden más, ¡Ay los bancos!!!

Saludos Pepe, ¿estuviste en mi tierra?, dime ¿bien? ¿te gustó?.

pepe dijo...

ya, ya, esto es solo derecho al pataleo, porque lo que es hacer no se puede hacer nada. Fijaos, que de diez bancos investigados, los diez cobraban comisiones por la donación.
A que tenemos que volver a aquello de dejar el dinero debajo del colchón. ¿Y cuando no se tiene? pues no sé si llevaría a un enriquecimiento personal y unos valores más humanos que empresariales o qué pasaría.

Yo creo que por la situación economíca y el descontento social, puede ser que haya una guerra civil o mundial por el tema de las religiones. Las religiones... esas que hacen que las personas sean más cerradas de mente.

Salud y abrazos a mis contertulios.

pepe dijo...

Marina, me gustó mucho tu tierra, su Alhambra y las pajas mentales que se le ocurren a uno cuando ve aquella fortaleza, y la de escaleras y cuestas hasta llegar. Y ese barrio de La chana con su carta de tapas para elegir. Ah, no era paseo de los basiliscos, tenías razón, era de los basilios. El hotel, entre que estaba al lado de los escolapios y que era un monasterio, era como estar en lo de la tele de Curso del 63.