1 abr. 2007

Semana Santa

Hoy es Domingo de ramos. Me encantaría haberme llevado un mes sin perderme ningún program de radio de Semana Santa, estar al tanto de los estrenos de las cofradías, solo con oír el sonido de un tambor saber qué banda es y en pocos segundos identificar la marcha, echar de menos Soria 9, haberme probado la túnica, el cíngulo y el capirote, haber sacado mi papeleta de sitio para salir con mi VIRGEN DE LAS AGUAS y el CRISTO DE LA EXPIRACIÓN, tratar de enseñar lo inexplicable de estas fechas a quien lo ve como un gasto de dinero innecesario, dormir poco esta noche y mañana estar encerrado en mi cuarto mirando el cielo y deseando que no llueva, estar ahora mismo en la salida de la Virgen de la Paz.

Pero la realidad es bien distinta. No sé nada de los posibles cambios, de las bandas que tocan, de las nuevas marchas, no voy a oír Amargura, ni El Rocío, ni Virgen de las Aguas, ni Los campanilleros, y además estoy deseando salir de Sevilla.


¿Por qúe? La contradicción de los recuerdos.

No hay comentarios: