28 oct. 2006

Desconfianza

Uno desconfía ya hasta de las máquinas (o no). Para comprar una lata aquarius en una máquina hay un protocolo.
Lo primero es meterme las manos en los bolsillos y ver en dinero que tengo. Luego hay que usar la vista de lince para donde está la máquina más cercana, y es que suelen estar escondidas pra que no se vean desde lejos. Lo que pasa es que yo de pequeño buscaba a wally en aquellos grandes dibujos que ocupaban dos páginas y ya tengo la vista entrenada para estas pruebas que te pone la vida. Una vez hallada la máquina, me acerco. Antes de echar el dinero por la ranura, hay que revisar el dinero disponible y ya van dos veces desde que decidí comprarme la lata, pero lo hago con desconfianza. ¿A ver si despues de todo lo que hay montar no voy a tener dinero suficiente y lo que creí que era una moneda de un euro es una de cincuenta céntimos? Creo que los dueños de las máquinas desconfían del euro, porque aún muchás ponen el precio en pesetas. La lata cuesta 1.20, 20 céntimos más que las demás. Echo 2 euros en la máquina. Ya me crea dudas. Debería haberme comprado una lata de fanta o cocacola y así no me da cambio la máquina.
Es aquí cuando llega el momento deseado. Tras unos ruidos extraños, la lata cae en su estrecho espacio donde ya la podría coger, pero claro, la máquina no me lopone fácil, hay que pelearse con la barrita negra que no me deja cogerla tranquilamente, ¿Será para que se me olvide cogerla? A cuanto viene un hecho extraordinario y absurdo: Cuando cae la vuelta de los dos euros, miro que me haya devuelto el cambio bien, porque uno ya no se fía ni de las máquinas. ¿Y si no me devolviera bien el cambio? ¿a quién acudo? ¿al establecimiento más cercano? Oiga, es que la máquina que hay fuera de su bar no me ha devuelto el cambio correcto. ¿al teléfono de información que aparece escondido (sospechoso, ¿no?) en la máquina?

BUENAS NOCHES Y BUENA SUERTE. Hasta otra (o no).

1 comentario:

DAVID POLO SERRANO dijo...

jajajaja. muy bueno lo de las máquinas... ya van por 1,20!!! Estafadores. Al final, vamos a ir todos con la cantimplora en ristre y el tuper, el tuper que no falte.

Muy cachondo tu post. Es pa mandárselo al club de la comedia, pero con copy ojo!

Nos vemos!!!