7 jul. 2006

reflexión

Me siento en una silla de mi terraza. La penumbra, luz de la noche, le da aire fresco a este momento.
El ruido del avión, semáforos que cambian…
LA VIDA YA NO SE VIVE,
LA VIDA YA NO ALIMENTA
UNA SONRISA YA ES UN TESORO
Sucesos tristes nos bombardean, ya no existe la locura en el buen sentido, la sorpresa se cayó por un barranco, la luz de la noche asusta (no acompaña), la vida se lucha, las ciencias cierran el paso a las letras, las estrellas son símbolos de tiempo pasado, presente y futuro.
Hace frío y quiero gritar pero si no hiciera frío no estaría aquí y si gritase pensarían que estoy loco.
Las nuevas tecnologías reemplazan la poesía, las flores del campo no gustan tanto como un CD de operación triunfo.
Sueña con pasear por la noche con quien más quieras porque ya no se hace, se va en coche por miedo.
Dicen que el amor es un hilo pero ¿y la amistad? ¿Un beso? ¿Una palabra? ¿Un hecho?.
No quieras creer que la vida es un hilo o el hilo te matará pero él seguirá igual.
¡Qué difícil es vivir con tanta tecnología!
Lee un libro antiguo y luego verás que hay varias maneras de vivir la vida (si es que se puede decir “vivir la vida”).
Imagina que una persona que vive en el campo con su agricultura y ganadería, sus estrellas y la noche, el gallo como despertador, sin TV, con tiempo para filosofar…
Llega a la ciudad.
¿Qué se encuentra?
Piénsalo: anota cada pensamiento de una hora sobre la pregunta y cuando acabes léelas y responde: ¿avanzamos o retrocedemos?

1 comentario:

ebulam dijo...

es como mi "que pare el mundo que quiero bajar"no tenemos en nuestras manos disminuir el ritmo vertiginoso al que dan vueltas las agujas del reloj, pero sí invertirlo en cosas que realmente valen la pena, esas pequeñas cosas..todo sería tan diferente!