14 dic. 2009

A mi rodilla izquierda

Cuidaste de mí desde el silencio,
todos los halagos para tu hermana,
y ahora me siento necio,
no sabía que de ti abusaba.

Juntos ganamos a diez mil,
ocho kilómetros y una copa.
Tú, de la corte arlequín,
y yo, ignorante, la luz anfitriona.

Has explotado, toca mimarte,
sin menisco, atado por la memoria
de un muerto, y sin poder ayudarme.

Te regalo mi cariño, mis manos,
ahora yo te cuido,
ahora yo te halago.

cada día acaricio tu pelo,
te enseño a andar,
no caerás en agujero.

Contigo he conocido una amiga,
con ella te comparto,
es la alegría de tu día,
pórtate bien, soy tu aliado.

2 comentarios:

Marina dijo...

Bomita forma de mimar tu rodilla izquierda, por lo pronto, le escribes bellos versos,sabrá recompensarte seguro.
¡Feliz año 1997 y prospero día de S. Valentin.!
desde es centro de alzeimer de la comarca-
Feliz Navidad Pepe.

pepe dijo...

jajajjaja

Después de lesionarme y estar ahora con la rehabilitción, me di cuenta de lo importante que es, y que mínimo que un regalito para ella.

Besos muchos, Marina