24 abr. 2009

Las rémoras de la crisis

Esta crisis es un tiburón no etiquetado por el hombre, que primero se acerca sin que puedas verle, te rodea haciendo círculos cada vez más pequeños, luego picotea una pierna, incrementa tu miedo, te paraliza y luego te devora dejando un charco de sangre a tu alrededor.

Este escualo viene acompañado de pequeñas rémoras que se aprovechan de los restos de la comida y aquí es donde aparecen muchos medios de comunicación a través de mensajes de texto, jugando con la ilusión y desesperación de muchísima gente. No me gusta generalizar pero si cada vez son más los programas que prometen ingentes cantidades de dinero a cambio de lo que cueste un sms, será por algo.

Me enciende por dentro, como habréis podido comprobar, que los mismos que se preocupan por conocer de cerca el estado de los olvidados por los políticos, se comporten de esta manera para enriquecimiento propio. Me he quejado muchas veces del timo de los audímetros y esto de “gana 10.000 euros mandando un mensaje sms al 4567 con la palabra POBRE” lleva el mismo camino

Confío en que algún día, dejemos de ser los olvidados, me da igual que haya que rezar al dios Obama o a quien sea, pero que pasemos a ser los escuchados, los que salimos de la cárcel política. ¿Es tan difícil que los políticos dejen de vernos solo como votantes? No digo que exista algo mejor que la democracia, pero sí que se cumpla con la raíz de la palabra DEMOCRACIA.

Somos personas, no números

No hay comentarios: