19 may. 2008

Antítesis

Rodad, rodad, yo os despido, rodad,
aquí me paro frente al verde arrozal.

Mantened hormigón en los sentidos
que me mantengo con bastón.

Hablad, huíd, criticad corazones ajenos,
que ya oigo trepar el viento
por árboles, ya besa gorriones.

Alzad mis desechos,
ya os caerá mi gracia.
Rodad mientras paseo,
hablad,
mi caballo es blanco y tiene alas.

Con mis heridas rodillas sigo errando,
siempre errando con mi caballo al hombro,
con su inspiración grabada a fuego en mis ojos,
melancólicos, sí,
pero capaz de arroparme cada noche
con su universo sentido, inventado sí.

Traigo papel y pasteles,
¿quién quiera dormir conmigo?

No hay comentarios: