1 mar. 2007

¿cómo titularlo?

Ahora que es otra familia y otro amigo al que le toca vivir el cáncer,OJALÁ SALGAN ADELANTE Y LOS MÉDICOS CONSIGAN ACABAR CON EL MAL DE ESTE SIGLO, me doy cuenta de que actúe mal cuando algunas reacciones no fueron las que yo esperaba. les pediría perdón a esas personas pero, por desgracia no creo que nunca lean esto. En aquel momento, me decía mi hermana mayor que había que valorar a la gente que me mostraba su apoyo, pero que no se lo tuviera en cuenta a los que su reacción fuera pasiva. Es un papelón hablar con alguien que lo está sufriendo en presente. ¿Qué le dices? "Lo siento". entonces te estás mostrando negativo. "Qué bien está el sevilla". Seguro que en este momento le puede sentar mal porque piense que menosprecias su situación.
Si no hablas con él o con ella, parece que te escondes en los malos momentos del otro, y eso no es precisamente ser buena persona.

Nó sé cúal fue el secreto, pero mis amigos se portaron de lujo conmigo y siempre les estaré agradecido, ahora más que antes.

Parecía que sabían pefectamente cuando preguntarme cómo estaba y cúando eludir el tema. Por ejemplo, en el tanatorio me cogieron y me llevaron a una cervecería cercana y nos sentamos en un taburete alrededor de una mesa redonda de madera para hablar de tonterías. Luego, los que tenían coche no dudaron en pegarse una hora hasta Constantina y los que no tenían se buscaron la manera de ir con gente que no conocía, para estar allí en el entierro y abrazarme aunque yo tuviera la mirada perdida. Lo más increíble, aunque a algunos les pueda parecer tonto, es que el día que había una misa por mi madre en Sevilla o en Constantina, también venían aunque casi no conocieran a mi familia y se sentaran en el último banco.

1 comentario:

Certidumbre dijo...

Es complicado... Pero estoy de acuerdo contigo y me gusta como escribes. Te voy a votar en 20 minutos. Si quieres visita el mío...