11 dic. 2006

Quien tiene un audímetro, tiene el poder

Tengo un audímetro en casa. Para los que no sepan qué es les diré que es un aparato colocado en tres mil y pico casas y que teniendo en cuenta que hay un total de nueve mil personas controladas por esos audímetros, nos damos cuenta de en qué consiste el timo de las audiencias y los gustos de los telespectadores. Este es el momento de llamar a Iker Jiménez (o no) y centrarme en la televisión, epicentro de cualquier hogar.

Teniendo en cuenta que somos muchos millones de personas los que oficialmente y extraoficialmente vivimos en España, puedo decir que tengo mucho poder de decisión. Sí, soy más importante que mucha gente porque si veo un anuncio de detergente, oficialmente hay millones de personas que lo ven, si cuando me acuesto dejo toda la noche el canal 47 quiere decir que España se pervirtiendo y pasa de los interesantísimos combates de boxeo entre políticos que acaban con los espectadores manchados con sangre por el cuerpo mientras los boxeadores se van de copas y sin rasguños.
Creo que para que los periodistas crean que los gustos de la audiencia están cambiando voy a dejar puesto cuando me vaya de vacaciones antena 3 y ya veremos como a la vuelta hay muchos sociólogos que se dan cuenta de que antena 3 es la mejor cadena.

Está bien esto de formar parte de la élite española.

No hay comentarios: