21 nov. 2006

Entre cielo y tierra solitaria

Al cielo desde tierra baldía
Solo tu mirada me alzaría
Si quisieras.

Son tus ojos los que vislumbran
Ese escalón de hierro que romper
No puedo sin tus manos.
No quiera la luna tenerme con alegría
Si no sonríes al verme llegar.

Llega altanera la madre de la melancolía
Cuando ni siquiera el cielo es visible
A los ojos del que no es correspondido,
Y tiende un puente de esperanza
En la noche oscura del río de la vida.

No son palabras sus acompañantes
Pero si la miras te guarda.