5 jun. 2010

Gracias

Ya he hecho mi buena acción del día. Me levanté a las nueve y tomé café con mi padre, que duerme en la habitación de al lado hasta mañana. Pensaba ponerme a recoger... poner lavadora, limpiar cuarto de baño y barrer suelo. Se me cayó la casa encima y huí. Fui a casa de mi padre, veinte minutos en coche. Estaba llegando, me quedaba un minuto para llegar. En el antepenúltimo semáforo, el coche de al lado me hizo señas para preguntarme algo, y en la radio sonaba We weren´t born to follow (no nacimos para seguir). Bajé la ventanilla y el volumen de la canción.

—¿Cómo se llega a Isla mágica? —me preguntó el conductor.
—Tiene que dar la vuelta y no dejar la carretera, que le llevará sentido Huelva hasta una desviación a la derecha a Isla Cartuja. Allí pregunte, que está dentro.

Pasaron pocos segundos, el semáforo estaba en rojo y pensé... “van los padres y un niño a pasar el día al parque de atracciones acuáticas y yo no tengo nada importante que hacer”. Así que en vez de girar a la derecha y seguir mi camino, fui al frente, saqué el brazo para que se pusiera al lado y le dije: “Yo les llevo”. Entonces hice eso, ponerme delante de ellos y guiarlos. Cuando me paré, puse las luces de emergencia y cuando le iba a señalar que a la izquierda estaba la puerta, el hombre salió del coche, corrió un poco y se acercó a mí.
—Ahí está la puerta, ya solo le queda encontrar aparcamiento.
—Gracias, ojalá tuviéramos tiempo para conocernos mejor- me dijo con cara de agradecido.
—Ojalá. Pasadlo bien.

Él volvió a su coche y yo me quedé en silencio, tenía que quitar las luces de emergencia y volver, pero me emocioné. No lloré, pero fue de esas veces que uno se nota el rostro caliente y los ojos apuntito de explotar. Finalmente, tras un suspiro, me fui pensando en aquella frase... “Ojalá tuviéramos tiempo para conocernos mejor”.

12 comentarios:

tecla dijo...

De nada Pepe. Es un texto sumamente interesante si los traductores del blog supieran hacer bien su trabajo.
Pero estoy igual de contenta de que estés aquí.
Un abrazo.

JL dijo...

"Ahí tienes la tierra, ahí tienes lo que queda, pa´volver a arar, pa limpiá, plantá, construir, ahí está vacía sin ná, con to´ dispuesto pa volverse a llenar...Hay que volver a nacer, perderse otra vez, volver a creer, empezar otra vez"

Hay amor en tí que no tiene voz, pero si palabras. Veo que estás frágil y perdido. Este Break que has dado a tu vida te servirá para verla desde fuera, para ver lo que tenías y lo que no, para tomar nota y marcar la ruta. Hoy puede ser un buen día para empezar, Yo lo hice con bolígrafo y papel, puse todo lo que tenía y todo lo que me hacía infeliz. Y de vez en cuando lo leo. Te espero en Trafalgar Square, junto a la National Galery.

pepe dijo...

jajajajja si yo hubiera sido lector antes que escritor, también se me habría venido eso a la cabeza. Encantado de verte por estos lares, compatriota.

Un abrazo, Tecla

pepe dijo...

kiyo, eso lo hice el jueves por la mañana. Me senté con un folio en blanco y un boli y me miré el alma y el cuerpo.
Continuará...

Anónimo dijo...

no paro de leer una y otra vez esto...pensando si es lo que ibas a publicar y esperar un respuesta mia antes de la posibilidad de llamarme...no se si es asi, me quedo con "ojala tuvieramos tiempo para conocernos mejor"
Esto es la cuesta arriba más empinada a la que me he enfrentado en mi vida.

Anónimo dijo...

JL, Puedo imginar quien eres por tus iniciales, aunque no lo tengo claro. Gracias por regalarle ese primer párrafo.

pepe dijo...

También es mi cuesta más empinada porque la he creado yo, porque ha sido la primera vez que me he descontrolado. Nunca pensé que fuera capaz de eso. Lo que iba y voy a publicar es en qué momento estoy. Lo tengo en papel, pero cada vez que lo releo, tacho o escribo. En cualquier caso, no vas a encontrar nada que no sepas.

JL dijo...

Un primer párrafo sacado de la canción de Haití, muy recomendable para todos los que necesitamos buscar caminos que nos aparten de la sombra en la que estamos sumisos. Una vez que vuelve la luz todo se ve de forma diferente y "volver a construir lo que se derrumbó" ... que si no escuchamos la canción entera... la malinterpretamos. Sólo un consejo este es la frontera que jamás debeis pasar: no os hagais daño.

Daros aliento, esperanza, ganas de levantaros cada mañana y volveros a inventar el día como os de la gana. No ceseis de buscar el camino aunque haya veces que falten fuerzas.

Miguel Estrada Perez-Carasa dijo...

Pon más ternura, Pepe. Los poetas dicen que es el sentimiento más excesivo, y el que trae más dolor y lágrimas.Yo no sé hacerlo.Sin embargo, creo que tú sí.Un relato, como el tuyo, resulta difícil de escribir sin caer en el prosaismo o la mera anécdota, capaz de contarse en dos líneas por cualquiera.
La redacción del texto necesita una pizca de cuidado. La pequeña trama está bien contada.Pero todavía no reconozco hallazgos personales, que son tan importantes (al menos,para mí)Prefiero no llamarlos "una voz propia".
Por cierto, ya veo que tú también aciertas en la puntuación jajaja, y que conste que es un arte difícl. No sé si te lo habré contagiado o es fruto de una práctica más frecuente y de tu buen oido.
Enhorabuena, Pepe. Que siga la racha para tu bien y el de todos. Yo te leo con gusto. No seas inconstante y nos dejes a medias, please.
Salud,amigo.

pepe dijo...

Miguel, yo creo que lo de la puntuación es en gran medida por ti y por Carmen, que también domina eso mejor que yo. Bueno, y que cómo tú, me he pasado al nuevo formato de lectura.


jejejeejj se intentará que no haya coitus interruptus jejejejj

Creo que no te he dicho que me he comprado una armónica. Tengo menos oído que ojú para la música, pero ahí ando con una canción de Guns N´ Roses antigua que se llama Patience.

Y sobre el comentario que me has enviado y no publicado... fue solo una explosión guiada por un tipo de rima, no más.
Gracias, siempre me cuidas.

Salud

Miguel Estrada Perez-Carasa dijo...

De la ármónica, no quiero saber nada. A ver si ahora te da por machacar nuestros oidos, como en clase, con alguna fanfarria originqal después de haberte ejercitado con Guns N´Roses.
El repertorio de la música para ármónica es amplísimo. Yo trabajé en un arrozal durante un verano para conseguir varias de ellas de blues con las que enfrentarme a las canciones de Dylan. Y no lo hacía mal. Luego, claro, triunfaba el genio sin ningún menosprecio para los que cantábamos sus canciones con un sentimiento similar.
Así que, hasta que no aprendas, que tampoco es dificil a nivel de usuario jjjajaja, ni lo intentes.
Un abrazo chiquillo

pepe dijo...

Toda la razón, ahora suena a cualquier cosa menos música jejejeje

en internet hay muchísimo sobre armónica.

Salud, Miguel, y hasta pronto