9 abr. 2010

De wimbledon al sofá

En una hora he vivido situaciones comunes que me han hecho reir. Puse la televisión y en Cosmopolitan estaba una película de esas que se sabe todo lo que va a ocurrir, pero que está bien hecha que uno se mete dentro. Wimbledon: amor en juego, creo que se llama. Vaya, la acabo de ver y ya no me acuerdo bien jejejejje Siendo este canal de TV, con las palabras amor y Wimbledon, está claro de qué va. La cosa es que el protagonista estaba a nada de ganar este torneo de tenis, y su amada estaba en la grada. Yo ya casi con la lagrimilla casi saliendo, imaginándome ganando algo, o presentando un libro, y de pronto... "Pepe, ayúdame a doblar sábanas". La mujer que limpia en casa, me hizo toc toc en el corazón, y ni lágrima ni nada. Nos pusimos uno delante del otro, abrimos cada sábana, por aquí por allá, incluso la de abajo que es incomodísima, y no sé por qué no la cambian. Con la de adelantos que hay, y aún mantienen los elásticos en las esquinas de esas que creo que se llaman bajeras.

Luego mi padre me pide que baje a por pan a la baguetería de al lado. Bajé solo en el ascensor, que no tiene un espejo, sino tres. Vamos, que es imposible escaparse de la imagen de uno. A la vuelta de comprar el pan, juego (o al menos eso parece) con un hombre a regatearnos. Nos vimos de lejos, los dos paso al frente, si uno dobla para un lado el otro va para ese, así muchas veces hasta que ya a nada de distancia, a un segundo de chocarnos por no ponernos de acuerdo ¿con la mirada? ¿telepatía? en el lado de cada uno, por fin lo conseguimos. Yo pegado al edificio y él a la carretera.

Volví al ascensor, coincidí con un hombre que iba también al siete, yo al D y él al C. Hola y hasta luego fue nuestra conversación. ¿hasta luego? Una de esas expresiones tontas que usamos por educación. Ya arriba, mientras buscaba las llaves del piso, una mujer salía de otra puerta. la saludé y ella......................................... no. No le estaba pidiendo sal ni nada de eso jejejeje solo un hola.
ya de vuelta a casa, se cerró el círculo como debía ser, en el sofá delante de la tele.

9 comentarios:

tecla dijo...

Te adoro Pepe.

pepe dijo...

Eres un Sol

Miguel dijo...

A veces, Pepe, consigo cierta armonía con mi entorno por las mismas razones que tú, y, claro, también a la inversa, resisto la sincronía molesta y la mala educación con menos gracia y humor. Son las dos caras de la moneda, que me han hecho sonreir y engancharme a tus peripecias cotidianas. Un poco de más cuidado en la redacción del texto, menos tele y algún libro que otro harían milagros.
Oye, ¿no pareceré yo algo cursi? Me aterra que me asocien a Campoamor, ¡prefiero a Cernuda!!!

Y felices vacaciones. Ya me contarás a la vuelta.
Un placer leerte, joven poeta.
Salud.

tecla dijo...

Jajajajajjja. Pero Pepe, que hoy en día los hombres también han de saber cual es la sábana bajera.
A mí la que me gusta es la de arriba. Esas sábanas en las que te metes toda entera y la sujetas con las piernas en alto y queda un contraluz tan cálido y acogedor, que te pasan por delante todas las ideas posibles.
Posibilistas podían llamarse esas sábanas.
Anímate a escribir y a hacer amigos, que ésto está muy solo.
Un abrazo.
Te acabo de buscar en TT y ya no estabas.
Creo que me parece bien.
Eso es lo que creo.

Juanlu dijo...

No puedo leer esto sin reirme un rato. He imaginado tu cara incluso mientras escribias sentado delante del ordenador loco que seguro mantienes. Y se me había olvidado que eres un lujo, no he parado de leer y sonreir pese a lo absurdo que nos parece todo día tras día. ¿Hacia donde vamos pepe? ¿Qué estamos haciendo? Son esas preguntas que nos atormentan, cuando comprar una barra de pan se convierten en la aburrida anécdota de un día cualquiera.

Un fuerte abrazo

pepe dijo...

Miguel, que como no haga las cosas en el momento, se me va la olla.

Un milagrito no me vendría mal, pero como provenga de uno de esos genios de lampara,ese presenta su dimisión al cielo cuando me oiga jejejejejejj

Lo de la redacción del texto es verdad. Me da tela de coraje ver los errores tontos una vez publicado.

Un abrazo y hasta pronto. Que entre que el que se supone que me va a dar trabajo pero es más dejao que ojú, y que me voy a ver al Sevilla en la final de copa, mi cabeza está, como diría mi "hermano juanlu" está rebien, como siempre. Y no te consigo sacar hueco.
Salud

pepe dijo...

Tecla, a mí la bajera me gusta ponerla porque te facilita la cosa y queda muy bien estiraita. La de arriba es como la niña mimá, la que da más posiblidades, la que se dobla mejor, la que nos tapa del frío o sirve de escudo contra el exterior en días chungos...

Besos blancos, amiga

pepe dijo...

Anda, anda, desde london city bang bang con amor.
Ahí está el error, kiyo. Comprar pan, cruzarse con alguien, mi cruzada contra las motos... si lo vemos como aburrido, las preguntas existenciales cobran demasiada importancia, tanta que nos volvemos negativos. Si uno ve lo imprevisible de lo que parece repetitivo, encuentra una salsa muy buena para mojar el pan, y ser más positivo en las cuestiones exostenciales.
Nota: seguramente me habré expresao tan mal, que no sabes ni lo que digo jejejjeje

Un abrazo de keni o keny o queni, como diga google que se escriba.

Miguel Estrada Pérez-Carasa dijo...

Estoy de acuerdo (y lo expresas muy bien)con que las preguntas existenciales necesitan un contexto distinto, puesto que jamás desaparecerán hasta saciarnos de respuestas, ni dejarán de acuciarnos mientras vivamos honestamente, o de una manera afortunada si las encontramos.
Proporcionalmente, y en paralelo, parece que la realidad previsible o su aconsejable lado de imprecisión y azar tan divertidos en tu texto, son consecuencias de tu observación y del modo como la vida te trata.
No me cabe duda de que harás un acopio abundante de experiencias.Sólo temo que salgas al ruedo sin la técnica adecuada, y te coja el toro.Así que torealo por el pitón que mejor embista.Tu formación también te ayudará.
Te deseo que sigas con una cabeza rebién. Y que te recuperes.
Salud amigo.